Turismo sustentable

El turismo sustentable involucra a los prestadores de servicios turísticos y al viajero, demandando a ambas partes actividades que se ocupen de mantener un equilibrio en los aspectos económico, cultural y ambiental.

Económico: Impulsar la economía local, generando empleos dignos para su gente.

Cultural: Respetar y valorar las tradiciones, costumbres y códigos éticos de las comunidades locales.

Ambiental: No generar impacto negativo al ambiente, conservando las áreas naturales y respetando los recursos que el lugar puede ofrecer.


¿Qué es ser un viajero sustentable?

Contratar servicios y comprar productos locales y artesanales.
Vestir acorde a las costumbres del lugar (para no ofender a los pobladores), delimitar la participación en rituales o fiestas (no intervenir sin invitación), estar abierto a la diversidad cultural (comida típicas, fiestas, bailes, vestimenta, música, religión, etc.).
Cuidar los espacios y recursos naturales del lugar que visita.